Perfect Blue: Un vistazo a la obra maestra de Satoshi Kon

Retrocediendo un poco en el tiempo, echemos un vistazo a la película de anime Perfect Blue, un thriller psicológico de culto que ha dejado fascinados a millones alrededor del mundo.

Póster Oficial 1997 – Perfect Blue

Sinopsis

Dirigida por Satoshi Kon (Kushiro, Hokkaidō, Japón, 12 de octubre de 1963 – 24 de agosto de 2010​), la película nos cuenta la historia Mima Kirigoe, una chica que vive en constante conflicto con su vida. Ella es una »idol» que quiere dar el siguiente paso a la actuación, pero el miedo y la inseguridad por ser famosa, están más presentes de lo que parece. A lo largo de este largometraje, nos vamos adentrando en un viaje sobre la realidad y los pensamientos de la protagonista, que tiene que lidiar con esta carga de trabajo tan excesiva y las múltiples problemáticas que tiene que enfrentar como ex – cantante y actriz.

Mima desempeñándose como Idol – Perfect Blue 1997

Con su anterior grupo alcanzando un mayor éxito, el declive personal de la joven se hace evidente cuando descubre que alguien está suplantando su identidad en una página web que lleva por nombre »La habitación de Mima». Ahí se revelan secretos y detalles que sólo ella conocía. Pero lo peor está por llegar: personas de su entorno comienzan a ser atacadas y asesinadas, y en su locura, Mima ve a una doble fantasmal que le recrimina haber cambiado de idol a actriz.

La película maneja temas bastante serios, que en el pasado se tomaban a la ligera, pero que en la actualidad son de preocuparse. Cuando Mima descubre este blog sobre ella, escrito en primera persona pero sin ser ella su autora, comienza a reír, ignorando despreocupadamente el problema que conlleva eso. Más tarde un fan trastornado afirma ser ella, publicando información falsa y detallando cada aspecto de su vida. Ella no tiene control sobre lo que se publica, teniendo en crisis a la protagonista.

Perfect  - Blue
Acosador de Mima – Perfect Blue 1997

Fanatismo y acoso

Perfect Blue mantiene una mirada crítica sobre la industria japonesa de los ídolos, la cultura de las celebridades y los precios a pagar por a la fama y el » fandom». El ya mencionado acosador aparece con cámara en mano, mientras Mima canta sobre el escenario. Recordando que esto fue una década antes de que » catfish» se convirtiera en un término ampliamente empleado para describir a alguien que adopta una personalidad falsa en redes sociales. Además Satoshi Kon muestra de una manera excepcional cómo el acoso alimenta la paranoia, la vulnerabilidad en medio de una vida rodeada siempre de gente y cómo puede llevar a una persona incluso a cuestionarse su propia identidad.

A pesar de su estructura enrevesada, el tema central de Perfect Blue es sencillo y comprensible para cualquiera; la toma de conciencia de una nueva etapa vital y el difícil proceso de aprendizaje y superación personal de la protagonista. Mima pierde la seguridad de su vida laboral anterior para abordar nuevos retos, afrontar situaciones diferentes a las acostumbradas, debiendo superar sus miedos e inseguridades.

Análisis

El progresivo e imparable declive de la razón de la protagonista se muestra de una manera brutal y despiadada, llegando a momentos asfixiantes, pero resulta grandioso que siempre quede intacta la búsqueda de la belleza. Como espectadores, se puede sentir la sensación de un sufrimiento gratuito, por mero espectáculo; algo insólito en una película, incluso en una animada. Por eso llega a resultar incomprensible que algunos aún mantengan que la animación es cosa de niños o que está hecho por y para perturbados.

Mima en crisis – Perfect Blue 1997

Este anime de culto es un thriller psicológico extremadamente inteligente sobre una idolatrada estrella del pop que trata de formar una carrera en el mundo del cine pero sufre una crisis de identidad cuando debe enfrentarse a un fan obsesivo. Perfect Blue un film oscuro, perturbador e increíblemente bello, con ese brillo desteñido del anime de los 90. Basado en la novela Perfect Blue: Complete Metamorphosis, de Yoshikazu Takeuchi, supuso el debut como director de Satoshi Kon. Kon inició su carrera como pintor, cosa nada sorprendente dada la facilidad con que traduce al mundo visual las ideas extremadamente complejas. Y tampoco es ninguna sorpresa que algunos le hayan bautizado como el Stanley Kubrick del anime.

Viendo la luz en el año 1997, Perfect Blue no tardó en hacer ruido en el país del sol naciente. Su trama y su animación llevaron a esta película a ser multipremiada en la categoría de mejor largometraje animado en festivales como B-Movie Film Festival, Fantasporto y Fantasia Film Festival.

También en Banana Media: ¿Tienes casa sola? ve «Mi pobre y dulce angelito»

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close