Retro Reseña: «Cowboy Bebop» (1998) o como demostrar el potencial de un Soundtrack

¿Qué estabas haciendo en 2001? seguramente como yo estabas en la tierna edad de dejar los pañales, aprender a hablar y caminar con propiedad. Claro, sin que lo supiéramos, se transmitía por primera vez en América Latina Cowboy Bebop. Este anime cuenta la historia de los cuatro tripulantes de la nave Bebop, en el entonces lejano 2071. Spike, Jet, Faye, Ed, y su perro Ein, navegan la galaxia en busca de recompensas que cazar para mantenerse a flote.  Mientras tanto, cada miembro vive una profunda soledad, resignados a su destino y a su pasado. Pero hoy nos toca hablar sobre Cowboy Bebop y su soundtrack legendario.

Yoko Kanno, compositora prodigio japonesa, formo una banda de casi 30 músicos llamada Seatbelts para componer la banda sonora del anime. Shinichiro Watanabe, director, contrató a Kanno para componer la música después de escuchar algunos de sus tracks. Entonces empezó un circulo virtuoso en que Watanabe enviaba nuevas escenas e historias a Kanno para ser musicalizadas, y de la música de Kanno, Watanabe se inspiraba para nuevas historias.

Además Kanno tenía muchísimo bagaje musical en el funk, el jazz, pop, rock, hip hop y por supuesto, bebop. El sonido que encontramos en la serie es algo que según ella, estuvo germinando desde mucho antes. Desde su época estudiantil le aburrían los estándares musicales a los que la sometían, y ello derivo en sus propias composiciones. Estaba en busca de algo que le agitase el alma, las entrañas. Y de ese sentimiento nace Tank! (la canción de arriba).

Kanno también nos muestra su viaje de costa a costa por Estados Unidos. De Los Ángeles a Nueva Orleans estudio la música de los bares, de las calles. Al acercarse al Este, los ritmos se volvían cada vez más frenéticos. Aún así, algún tiempo se mantuvo frustrada de no poder replicar estos mismos sonidos en su música.

¿Pero que vuelve este OST tan legendario?

Los Seatbelts no se meten en problemas. Cada canción creada para la serie es diferente, con su lugar en su género determinado. No busca mezclar o hacer híbridos de diferentes géneros, pero cada pieza destaca en el propio. Trabaja cada uno por separado y crea un bebop excepcional, un blues inolvidable y un ska inconfundible.

Así mismo, al ser tan estrecha la creación de la serie con su banda sonora, la música adquiere la misma (o mayor) relevancia que la imagen. Los dos aspectos se entremezclan al punto de no poder existir totalmente sin el otro. Y para muestra un botón:

Bad Dog, No Biscuits.

Piano Black.

Entonces, para resumir, si buscan un Anime o solamente un soundtrack a la altura de sus expectativas musicales deben darse una vuelta por Cowboy Bebop. En Youtube encontrarán TODA la música creada para la serie y en diferentes plataformas (legales e ilegales) encontrarán uno de los mejores animes de todos los tiempos (de cual tal vez hable en una proxima entrega). Además de que se acaba de confirmar a Yoko Kanno como compositora de la versión live action creada por Netflix, a estrenarse en Otoño.

¿Quieren escuchar un poco más sobre la música de hace 2 decadas? aquí tienes una Retro Reseña a la mexicana.

¿Buscas más soundtracks que marcaron generaciones? te presento la serie inglesa, Skins.

Deja un comentario

search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close